Descalcificadores y otros equipos de intercambio

Los equipos de intercambio los empleamos para la retirada de iones selectivos del agua mediante lechos de resina, obteniendo unas condiciones más adecuadas para su empleo en maquinaria de procesos industriales o incluso para consumo humano.

Disponemos principalmente de:

  • Equipos descalcificadores
  • Equipos desnitrificadores
  • Equipos de absorción o carbón activo

Adaptado a su necesidad

Nuestro departamento técnico selecciona el mejor lecho de intercambio en cada caso, en función de las características propias del agua a tratar y su empleo, buscando la mayor eficacia de conjunto.

  • Caudal
  • Calidad de agua
  • Régimen de funcionamiento

Múltiples opciones

Por configuración

  • Compactos
  • Bi-block
  • Twin
  • Dúplex
  • Tríplex
  • Montaje lateral

Por programación

  • Cronométricos
  • Volumétricos
  • Mixtos

Por tecnología

  • Pistón
  • Válvulas
  • Árbol de levas

Problemas más frecuentes

Nuestro departamento técnico ofrece el cálculo y dimensionado del equipo necesario según las características propias del agua y el circuito a tratar, buscando la configuración, programación y tecnología que más se adapten a las necesidades reales. También ofrecemos el ensamble, programación, puesta en marcha y mantenimiento preventivo y correctivo.

Rotura de elementos retenedores de resina

Las crepinas son los elementos encargados de permitir el paso del agua una vez producido el intercambio e impedir la fuga de resinas. Existen varios modelos en función del volumen del lecho y dimensiones de la botella.

Cuando una crepina se rompe, se produce la fuga de resina que va atrancando elementos de la instalación de distribución con los trastornos de mal funcionamiento y coste económico de la reparación y reposición.

Contaminación de resinas

Si el lecho de resina se expone a agentes químicos agresivos externos o trabaja bajo condiciones extremas, tiende a degradarse y perder sus propiedades, mermando o impidiendo su capacidad de intercambio.

Se reconoce rápidamente por el cambio de aspecto que sufre.

Agotamiento de resina

Las resinas de intercambio, con el paso de los años y régimen de funcionamiento, sufren una merma periódica en su rendimiento, siendo necesaria su sustitución por resina nueva al menos cada 8 o 10 años.

Consumo excesivos de sal

Una programación inadecuada de las fases de funcionamiento produce un excesivo consumo de agua y regenerante, así como la disminución del rendimiento.